BUS-VAO en A2

 

Estado del Proyecto

Ene/19: Sin presupuesto previsto en proyecto PGE 2019. Dicen que en estudio y resolución de algunos problemas burocrárticos.

Financiación

El coste previsto de este proyecto era de 15 millones de euros

Resumen

Enero/2019: No se va a realizar en 2019.
El presupuesto previsto para este proyecto no aparece en el proyecto de presupuestos para 2019.
Este carril bus-vao de la autovía A2 debía reducir en 15 minutos el trayecto entre Torrejón de Ardoz (desde la M-300, entre Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares) y Madrid (el intercambiador de la Avenida de América), cubriendo una distancia de 19km. Este trayecto tiene cuya duración media actual de 40 minutos.

26/Nov/2018:
El Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid se han comprometido a firmar el convenio específico para poner en marcha el carril Bus-VAO en la A-2. El Ayuntamiento de Madrid ya había autorizado en julio/18 el convenio de colaboración con las administraciones central y autonómica para implantar estos carriles BUS-VAO de entrada y salida en la autovía A-2, con un gasto previsto de más de 3,2 millones de euros.

May/2018: Se reconoce que no estará operativo este verano y que habrá que esperar un año más para comenzar a su funcionamiento. Aunque se ha seguido trabajando en el proyecto, aún no está firmado el convenio necesario entre administraciones y, por tanto, no ha comenzado su tramitación legal. En declaraciones a SER Henares, el gerente del Consorcio Regional de Transportes, Alfonso Sánchez, confirma que al tener que cumplir con los plazos legales, no está previsto que las obras comiencen antes del primer trimestre de 2019.
Su funcionamiento en pruebas se anunció, para 2017 y se dijo, a finales del pasado año, que estaría operativo en el verano de 2018.

Noviembre/2017:
Se suscribe el protocolo marco para desplegar el nuevo carril Bus-Vao.

Finales de agosto/2017:
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el consejero de Transportes de la CAM, Pedro Rollán, y la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, presentaban el proyecto, en cuya elaboración habían participado las tres administraciones.
La idea inicial era reservar la izquierda de la calzada en cada sentido de la circulación para el nuevo carril exprés, para autobuses y vehículos con dos o más ocupantes. En agosto de 2017 se dijo que el proyecto estaba en fase de redacción y se explicó que la nueva infraestructura usaría tecnología de última generación, como balizamientos luminosos en la vía y señalización dinámica de tecnología LED.
La intención era activar el carril en tiempo real en función de las necesidades del tráfico, aunque lo habitual iba a ser hacerlo en horas punta. De 7.00 a 9.00 por la mañana y por la tarde en unas horas que no se concretaron. Los puntos de acceso a este carril estarían situados en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares, el barrio de Canillejas en Madrid y el intercambiador situado en la avenida de América. Este proyecto iba a beneficiar a unos 15.000 conductores y supondría un ahorro para los madrileños de 500.000 horas al año y evitaría la emisión de hasta 900 toneladas de dióxido de carbono al año.